ARTETERAPIA POSITIVA: SANACIÓN Y MOMENTOS EPIFÁNICOS

 

   

Los momentos epifánicos son aquellos instantes mágicos donde surge la revelación personal desde lo más profundo de nuestra alma, la cual está conectada -a su vez- con la totalidad de la existencia (adonde pertenecemos).   El Arteterapia Positiva  estimula estados no ordinarios de consciencia donde surgen espontáneamente estas experiencias de sanación, bienestar y equilibrio interior.

 

Cuando estamos danzando, sea en la ciudad o en medio de un bosque...

es inevitable desconectarse con lo cotidiano: estrés, cansancio acumulado, preocupaciones, síntomas o malestares, tristeza, miedos u otras "cargas".

 

Y, por otro lado, nos conectamos con nuestro cuerpo-mente-espíritu; esa unidad indivisible que nos hace sentir la totalidad de nuestro ser.

Y al hacerlo conectamos con la totalidad del universo.

 

Parece mágico; pero no lo es.

Es sólo que entramos en un ambiente especial estimulado por las diferentes

herramientas del arte al servicio de nuestro crecimiento personal y espiritualidad.

Talvez el arte vuelve a sus raíces y a su sentido más profundo también.

 

Ingresamos en universos paralelos.

Realidades distintas a la cotidiana de todos los días.

 

Y en esos universos podemos encontrar la sanación, la calidad de vida,

la alegría o la paz.

 

El Arteterapia Positiva a través de sus diversas técnicas de pintura meditativa, plástica, musicoterapia, danzaterapia, literatura y narrativa curativa, teatro sanador, etc. nos proporciona verdaderas medicinas naturales para el cuerpo y el alma.

 

Y así, jugando...

porque el arte es juego, creatividad y libre expresión sin límites

de pronto

pueden surgir los momentos epifánicos

en los cuales nuestra realidad cambia, nuestras percepciones cambian

y podemos ver una flor y maravillarnos desde lo más profundo

O contemplar un atardecer y conectarnos con la infinitud de la creación

O simplemente, estar en la realidad de todos los días de una manera distinta:

nueva, más fresca y más sana.

 

Y no es que la realidad cotidiana haya cambiado

somos nosotros los que a través del arte (en un contexto de sanación)

percibimos esa realidad con "lentes nuevos"

una mirada más equilibrada, más tranquila y sabia

más alegre

Y más sana.

 

Sin embargo, el concepto de sanación en este modelo de trabajo

no significa necesariamente estar previamente enfermo (de hecho no se trabaja con la enfermedad mental ni es psicoterapia. No queremos más de lo mismo).

 

Sanación aquí significa equilibrarnos, armonizarnos.

Activar estados de ánimo y pensamientos positivos como fuente del bienestar.

Crear salud, bienestar y calidad de vida que es el objetivo 

del Arteterapia Positiva.

 

Por eso, cuando nos adentramos en las realidades mágicas del arte sanador

y creamos universos que no existían

a través de una pintura,

una danza

o un escrito que sale del alma

en algún momento nos encontraremos con una experiencia epifánica

y allí estaremos en un remanso

en medio de una luz

habrá paz y belleza

porque habremos entrado en la magia de la realidad subyacente

aquella que la física cuántica ha denominado 

el "universo implicado"

y que los hombres buenos, sabios y santos de todos los tiempos

han llamado simplemente

y alegremente

Un encuentro con Dios.

 

Texto e imagen de:

Juan Ramón Rodríguez G.

Creador del Arteterapia Positiva MR

 

 

 

 

 

 

 

 

 

Please reload

Entradas destacadas

LA OMS APOYA LA INTEGRACIÓN DE LAS TERAPIAS NATURALES A LOS SISTEMAS DE SALUD

May 2, 2018

1/3